sábado, 24 de septiembre de 2016

El Ladrón de los Guantes Blancos - 1926



El 6 de Septiembre de 1926 se estrenaba en Tenerife (Canarias) el primer largometraje realizado íntegramente en nuestras islas y por un grupo de amigos canarios: “El ladrón de los guantes blancos”.

Como operador fotográfico y dirección técnica corrió a cargo de José González Rivero. Se encargaría de la iluminación, cámara, revelado, montaje o tirado de copias y de la dirección artística se encargó de Romualdo García de Paredes (de la producción, adaptación del argumento, redacción de rótulos y de la dirección de los actores. Ellos mismos intervendrían en dos papeles.






José González Rivero nació en Cuba pero vivió desde muy pequeño en La Laguna, donde fue empresario y gerente del Parque Viana y del Teatro Leal, mientras que García Paredes, diez años más joven, colaboraba en varios periódicos.

Rivero tenía ya experiencia como fotógrafo y documentalista. Siendo Gerente del Teatro Leal se había comprado una cámara de cine alemana y con ella realizó desde 1922 varios reportajes. Durante los años 20 terminó más de diez documentales sobre temas isleños. Lamentablemente no se sabe qué ha sido de ellos.


Por el contrario, para Romualdo García de Paredes está fue su única película, en la que desempeñó muy acertadamente el papel del detective Carter, encargándose también de dirigir a los demás intérpretes y de redactar los rótulos explicativos que había que intercalar entre las imágenes de la acción.


El estreno se realizó en el emblemático Teatro Leal (Aguere) el 6 de septiembre de ese mismo año.





Y el mismo día se proyectaría también en el Parque Recreativo (Santa Cruz de Tenerife), lugar que ocupa en la actualidad el edificio central de CajaCanarias.



Una anécdota del día del estreno es que, como existía una sola copia y se quería proyectar a la misma hora, cuando se acababa un rollo en el Teatro Leal de La Laguna, se retiraba del proyector y se bajaba a toda velocidad en coche al Parque Recreativo de Santa Cruz. Así de aventurera fue la noche en que la película se vio en público por primera vez. Todavía no está claro si los rollos se subían a La Laguna o se bajaban a Santa Cruz.

Esta película, un serial policiaco de trece partes, se proyectaba en dos noches. El primer día se exhibía la primera mitad, y al día siguiente el resto (la segunda jornada).

La cinta fue anunciada a "bombo y platillo" con la siguiente publicidad:

"¡Grandioso acontecimiento artístico y cinematográfico!"

"Película de interesantísimo y emocionante asunto policíaco interpretada por artistas tinerfeños"

"¡Extenso metraje!"

"¡Extraordinaria manufactura fotografica!"

"¡Dos jornadas!"

"Verdadero derroche de paisajes canarios con interesantes panoramas de Santa Cruz, La Laguna y Norte de la isla de Tenerife."

"Argumento de sorprendente interés"

"Maravillosamente desarrollado por la Casa Editora Cinematográfica Rivero Film Canarias".

Principales intérpretes:

Angelina navarro, como ketty Henry.
Romualdo García de Paredes, como Tom Carter (detective)
José Miguel Mandillo, como David Henry
Rodolfo Rinaldi, como Hamilton
Pedro Rodriguez Bello, como Claret
Guetón Rodríguez Melo, como Carlos Simpson
Antonio E. Varela, como Malcome

Interpretes secundarios:

Carlos Reyes González de Mesa
Juanita Morales
Pedro Martín Valiente
Marisol García de Paredes Ferrer.
Cayetano Tenorio Mesa, como uno de los bandidos que raptaron a Ketty Henry. Cayetano tenía 20 años cuando se rodó la película.

Al ser una época de mucha miseria en nuestras islas, aparte no poseer lugares de diversión y esparcimiento para la población local, el estreno de la película se convirtió en toda una novelería siendo recogido por toda la prensa local. Hasta llegó a comentarse que, gracias a este acontecimiento, podría crearse en las islas una industria cinematográfica.



"El ladrón de los guantes blancos" fue rodada entre enero y agosto de 1926 en localizaciones de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Tacoronte, Los Realejos y el Puerto de la Cruz. Se tomaron escenas en lugares como el Hotel Quisisana, el Salón de Espejos del antiguo Casino de Tenerife, Finca España, Monte de las Mercedes y de Anaga, Camino Largo, Hotel Taoro y Rambla de Castro, entre otros.

Es una película de 137 minutos, muda en blanco y negro con algunos teñidos en color como los tonos azules para simular la noche. Al haberse perdido el segundo rollo, la versión recuperada es algo menor que la original. Se cree que pueda estar extraviado en Cuba, Buenos Aires o en algún otro país donde se proyectó. Lo curioso es que el metraje estuvo completo hasta los años cincuenta del siglo pasado, que fue cuando se extravió. Una de las últimas veces que fue vista por el público fue una mañana de domingo, en el año 1955, en el cine Price de Santa Cruz de Tenerife, programada por el Cine-Club Universitario.
En las imágenes podemos disfrutar de un Camino Largo de La Laguna con unas palmeras que apenas medían un metro de altura. Se reconoce la antigua carretera Santa Cruz-Laguna-Tacoronte, con los raíles del tranvía. Claramente se distingue el Hotel Quisisana (cuando era hotel); el Hotel Taoro del Puerto de la Cruz; la antigua recova de La Laguna; los interiores de diversas casas particulares, y numerosos coches con matrículas TE de los números tres mil y pico.La película fue completamente artesanal. Todo el proceso técnico de revelado y montaje, así como el coloreado de algunas escenas realizados con virados y teñidos, los realizó Rivero en el laboratorio que tenía en su casa de la calle Consistorio de La Laguna.

Anécdotas del rodaje:
Una anécdota curiosa del rodaje es que la película se realizó sin utilizar luz artificial en ninguna de las escenas, ni tan siquiera en los interiores. 
Otra anécdota es que aprovecharon, para el rodaje, una de las primeras voladuras que tuvieron lugar en la cantera La Jurada de la carretera de San Andrés. Estas imagenes serían utilizadas como parte del desenlace.
Sinopsis:
David Henry es banquero retirado que vive junto a su hija Ketty en un lugar cerca de Londres. Henry recibe una carta de El Encapuchado que le comunica que piensa robar un valioso collar de diamantes de su familia durante la fiesta que tendrá lugar esa noche en su mansión. El banquero acude al abogado y detective Tom Carter, quien junto a su secretario y su ayudante intentan atrapar al El Encapuchado. Sin embargo no pueden evitar que se produzca el robo del collar. Se eligió una trama policíaca, al puro estilo de los seriales norteamericanos de los años veinte.

La película en la actualidad.
La copia original antigua, en material inflamable, se encuentra depositada en los archivos de la Filmoteca Española, habiéndose obtenido en Madrid un nuevo negativo mediante un lento y costoso proceso de reproducción. A partir de ese negativo se han obtenido dos copias nuevas de seguridad. Una de las copias quedó archivada en la Filmoteca en Madrid, y la otra pertenece a las hijas del director Rivero. Y ésta es la copia que se queda ya definitivamente en Tenerife, dispuesta para ser proyectada en actos culturales.
El 28 de diciembre de 1982, se estrenó esa nueva copia en el Cinematógrafo Yaiza Borges de Santa Cruz de Tenerife (antiguo Cine Tenerife y hoy convertido en un gimnasio). Aunque ese estreno se hizo a las 11 de la noche acudiría gran cantidad de gente, que llenó totalmente la sala. Tras una breve presentación, empezó la película, siendo acompañada al piano por Juan Puelles (miembro del colectivo Yaiza Borges). La duración fue de 105 minutos largos (una hora y tres cuartos)