miércoles, 14 de octubre de 2009

Leyendas Canarias: La muerte del Guañameñe





GUAÑAMEÑE


      Un Guañameñe era, en la isla de Achineche (Tenerife), un gran chamán o sacerdote. Eran muy respetados y venerados y tenían un gran conocimiento de la tradición en forma oral. Solían consultarles mucho sobre amores, enfermedades, nacimientos, matrimonios, futuro y riquezas. También solían interpretar los fenómenos de la naturaleza, como la lluvia el viento,  y del cielo como la Luna, el Sol... Ante tal sabiduría no era de extrañar que hasta los propios menceyes de la isla solíesen acercarse a su cueva para preguntarles temas sobre el futuro.


      Uno de estos Guañameñes era famoso pues solía acertar en bastantes de sus predicciones por lo que, el Mencey Bencomo, decidó un día acercarse a su cueva para ver su futuro.



      El Guañameñe le profetizó "llegarán aves blancas con grandes alas por el mar, extrañas huellas cubrirán las arenas de las playas y se cuajará la tierra suelta de los montes. Estará todo dispuesto y preparado para que se escuche el cruel sonido de la batalla.  El combate será largo y morirán miles de guanches a tu cargo.  A su término, la isla sólo será un despojo de muertos. Será tu derrota".


      Cuenta la leyenda que Bencomo no aceptó la profecía y mandó matar al adivino.  Sin embargo pronto llegarían a tierra los primeros barcos castellanos y la sangre comenzaría  a correr




     




No hay comentarios: