jueves, 22 de julio de 2010

La derrota de Horatio Nelson en Canarias 1797 - Capitulo III - Antonio Gutiérrez

.








1797
LA DERROTA DE HORATIO NELSON EN CANARIAS
Antonio Gutiérrez de Otero y Santayana,
Capitulo III

       Al mando de la defensa de la isla se encontraba el comandante general Antonio Gutiérrez de Otero y Santayana (1729-1799), nacido en Aranda del duero, Burgos (Castilla la Vieja), el 8 de Mayo de 1729.


       De padre militar, Antonio Gutiérrez ingresó de cadete en el ejército español a los siete años de edad. Años más tarde fue elegido para suceder al Marqués de Branciforte en la Comandancia General de las colonias Canarias.


       Siendo Comandante de la isla de Menorca, y con 51 años al servicio de su Majestad, solicitó ser Mariscal de Campo, pero para obtener dicho título tuvo que justificar haber participado en la guerra de Italia en las últimas campañas de Felipe V, como teniente coronel que mandó la fuerza que expulsó a los ingleses de las islas Malvinas (Argentina) recuperándolas para España, en la guerra de Argel (en la que fue herido) y ayudante de Campo del general don Martín Alvarez en el bloqueo de Gibraltar. En 1782, Como general de brigada volvió a derrotar a los ingleses, esta vez a las órdenes del duque de Crillón, en la recuperación de la isla de Menorca. Pero su solicitud no sería atendida recibiendo la promesa de "tenerlo en cuenta en las próximas promociones". Este acto indignaría muchísimo a Antonio Gutiérrez pues sabía que se lo darían a alguien con más influencias en la corte.





       Tres años después, en 1791 y con cincuenta y cuatro años ya de servicio, la volvió a pedir al Sr. Conde del Campo de Alegre, añadiendo ser el gobernador de Mahón y actual encargado del mando general de las Armas del Reino de Mallorca e islas adyacentes, por la ausencia del Capitán general Conde de Cienfuentes, que se hallaba en Lisboa. También fue ignorada esa petición pero ese mismo año fue nombrado Comandante General de las Islas Canarias e inspector de sus tropas reglada y de milicia ¿tal vez como un destierro camuflado?.



       Desde Mahón, preparó, con su familia la marcha hasta Tenerife. Llegaría a Cádiz el 8 de enero de 1791, después de un penoso viaje invernal desde la ciudad de Barcelona, a bordo de la fragata Juno. Hay que hacer constar que Antonio Rodriguez era soltero, pero en los papeles de la época hacen referencia a su "familia" sin especificar quiénes eran. Algunos historiadores han propuesto que se trasladó con algún hermano o sobrino así que podrían haber sido ellos a quienes se referían con lo de "su familia".




       El día 30 de enero de 1791 llegó a la isla de Tenerife y se dió a conocer al Mariscal de Campo don José de Avellaneda, tomando posesión del mando al día siguiente.


       Antonio Gutiérrez se hundiría moralmente al ver lo que tenía asignado:




BATALLÓN DE INFANTERÍA DE CANARIAS:




- Unidad de élite muy preparada compuesta de 247 soldados profesionales.


- Cazadores provinciales compuesta de 110 hombres.


- "Milicias Canarias", de Santa Cruz, La Laguna y La Orotava, compuesta de 330 magos o campesinos muy humildes sin ninguna preparación militar. Estas milicias estaban tan mal pertrechadas que la gran mayoría tan solo usaba, como armas, palos y piedras como sus antepasados los guanches.


- Rozadores de La Laguna, compuesta por 245 hombres.


- Soldados del regimiento de La Haban y Cuba, compuestos por 60 hombres.


- Pilotos auxiliares, civiles, compuestos de 180 hombres.


- 84 cañones y 375 artilleros repartidos, de Norte a Sur de la costa de Santa Cruz, entre 17 pequeñas baterías, fuertes y castillos entre los que destacan:


- La pequeña torre de San Andrés:



 
- El castillo de Paso Alto:


Foto de 1970

- El fuerte de San Miguel:




- Las baterías de San Antonio de San Pedro y La Concepción:



Batería de San Antonio


- El castillo de San Cristóbal:


http://3.bp.blogspot.com/_j5HWagLlL1Y/TFykt2H1S6I/AAAAAAAAAag/oD_31j_v9O8/s1600/Imagen+59.png


- El castillo de San Juan:




      El general Gutiérrez emitiría su queja pero nunca recibió respuesta. Gutiérrez se sentía herido en su amor propio pues consideraba vergonzoso, para un militar con su experiencia, el destino que le habían dado.


       Una anécdota de la enfermedad de Gutiérrez fue el día de San Fermín del año 1792. El se encuentraba enfermo con un ataque de asma así que su médico le recomendó reposo por lo que se trasladó a San Miguel de Geneto, pero ese clima no le sentó nada bien y en Agosto prefirió volverse a trasladar pero ahora a la Villa de la Orotava. Desde allí certificaría el arribo de quince barcos, entre ellos el bergantín de su Majestad, "La Curiosa" con destino a Cayena y el bergantín de correos "El Quirós".
 

      Tiempo más tarde se reincorporaría nuevamente a su puesto en Santa Cruz de Tenerife.

     La salud del general fue empeorando inevitablemente y el 14 de mayo de 1799 moriría en Tenerife.  De esta forma tuvo la gran fortuna de no llegar a sentir la gran verguenza de ver cómo el Rey de España, Carlos IV, cedía su trono a Napoleón ni de sentir el gran dolor de presenciar el Levantamiento popular del 2 de Mayo de 1808 contra las tropas francesas.  Sus restos reposan en la Iglesia de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife, bajo una lápida en la que todos los años, el 25 de Julio y tras una solemne función religiosa, el Alcalde de Santa Cruz y el Teniente General Jefe del Mando de Canarias depositan una corona de laurel como homenaje y recuerdo de los tinerfeños.






CONTINUARÁ




.

No hay comentarios: